Seguidores

15 may. 2009

Si me dices que si, piénsalo dos veces. Puede que te convenga decirme que no. Si me dices que no, puede que te equivoques. Yo me daré a la tarea de que me digas que si. Si me dices que si dejaré de soñar y me volveré una idiota, mejor dime que no y dame ese si como un cuenta gotas; dime que no pensando en un si y déjame lo otro a mi, que si se me pone fácil el amor se hace fragil y uno para de soñar. Dime que no, pero despues dame un beso. Dime que no, me tendrás pensando todo el día en tí, planeando la estrategia para un si. Dime que no, lánzame un si camuflageado, clávame una duda y me quedaré a tu lado. Si me dices que si, se fugará lo incierto, y esa cosquilla en la panza cuando estás por venir. Si me dices que no, seguiré conquistando descubriéndote cosas que ni tú te conoces. Siempre lo fácil me duró tan poco, y no lo niego me divertí, pero la soledad me ha vuelto loco, porque el amor nunca ha pasado por aquí...

No hay comentarios: